La situación de pandemia actual abre dudas e incertidumbres, pero también nuevas oportunidades de cambio y mejora de la forma de entender los tratamientos convencionales de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Este fue el punto de partida de un debate online organizado ayer por el Sociedad Mundial de TCA (Academy for Eating Disorders) con diferentes expertos mundiales, entre los que estaba el Dr. Fernando Fernández Aranda, responsable de la Unidad de TCA del Hospital Universitario de Bellvitge.

El Hospital de Bellvitge continúa trabajando intensamente en la adaptación de los espacios y de los equipos humanos a las nuevas necesidades derivadas de la pandemia del Covid-19.

Ante una situación excepcional, en que los pacientes ingresados en el Hospital Universitario de Bellvitge no pueden recibir visitas ni contar con la compañía de sus familiares, ponemos en marcha la campaña #Pensoentu, diseñada para que puedan recibir cartas y mensajes de apoyo de sus familiares en particular y de la ciudadanía en general.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria del coronavirus, el Hospital Universitario de Bellvitge está recibiendo ofrecimientos de ciudadanos que a título particular quieren realizar una donación económica para contribuir a la labor de los profesionales en la atención de las personas afectadas por el virus en las mejores condiciones posibles.

Para canalizar estas ayudas que espontáneamente han surgido de la ciudadanía, el hospital, a iniciativa de sus profesionales, pone en marcha una campaña de microdonaciones a migranodearena.org

Esta semana se ha intensificado la transformación que está experimentando el Hospital Universitario de Bellvitge –como lo hacen los del resto de Cataluña y España– para poder dar la mejor respuesta posible a la pandemia del Covid-19. Con el esfuerzo de todo el mundo y en un tiempo récord, se están realizando cambios, tanto estructurales como organizativos, para aumentar de forma muy notable la capacidad asistencial y la especialización en la dolencia.

Con motivo de la situación excepcional provocada por el Covid-19, el Hospital Universitario de Bellvitge extrema las medidas de precaución y restringe la entrada de visitantes y acompañantes en todo el hospital. El objetivo es disminuir el número de personas circulando por el centro para evitar la transmisión del coronavirus.