Está en: Portada > Información corporativa > Historia > Informatización y éxito de los trasplantes (1984)

Información corporativa

Informatización y éxito de los trasplantes (1984)

La informática al servicio de la mejora

Desde la Dirección se hizo una apuesta de futuro y se facilitó el camino para diseñar un sistema de información automatizado, tanto asistencial como administrativo, que permitiera optimizar los recursos materiales y humanos. Se consiguió la financiación justa para comprar el primer ordenador, un Hewlett Packard, e inmediatamente se creó la infraestructura necesaria para poder implantar el nuevo sistema informático.

En 1983 se aprobó el Plan informático, un plan a cinco años que ya introducía la utilización de los ordenadores personales, entonces llamados miniordenadores o microordenadores.

El primer proyecto informático puso en funcionamiento, por una parte, todo el bloque asistencial (Consultas Externas, Archivos, Admisiones y Urgencias) y, por otra parte, Contabilidad, Suministros y Compras, con un producto hecho a medida de las necesidades reales del hospital y que, en ese momento, se consideró muy avanzado.

La generalización de los procesos informáticos en el hospital comportó un cambio cultural. El proyecto contó con la confianza de la dirección y con la colaboración del personal, que participó del cambio cultural que comportaba la introducción de nuevos sistemas de trabajo. Entre los objetivos asistenciales conseguidos hay que destacar la historia clínica única, la centralización de las Consultas Externas o la mecanización de Admisiones para optimizar la gestión de camas.

En el ámbito administrativo se consiguió una independencia de otros centros, empezando por la contabilidad, que antes estaba vinculada a Vall d'Hebron, avanzando en la descentralización, excepto en el apartado de nóminas.

El programa resultante, totalmente consolidado en 1987, se implantó posteriormente en otros centros sanitarios españoles y tuvo una vida larga y útil.

Subir

El éxito de los trasplantes

En 1984 el Programa de trasplante renal estaba totalmente consolidado y ese mismo año se realizó el trasplante de riñón número 100, evento que se celebró con actos lúdicos, deportivos e institucionales.

El Edificio Príncipes de España fue el primer centro sanitario que tuvo una unidad de coordinación de trasplantes, modelo que contribuyó a aumentar la donación y los trasplantes, y que, en poco tiempo, extendió su ámbito de actuación a toda Cataluña.

El desarrollo progresivo desde 1978 del Programa de trasplante renal y la creación de la Coordinación de rasplantes abrió las puertas a otros programas. Así, en febrero de 1984 se hicieron por vez primera en España una extracción multivisceral global y un trasplante de hígado, que inició un programa pionero de trasplante hepático en un hospital de la Seguridad Social. Este hecho sorprendió fuera del hospital, ya que había la sensación que todavía faltaban algunos años para poder realizar este trasplante con éxito.

Fue un éxito obtenido gracias a una labor pluridisciplinaria que reunió a distintos especialistas y servicios: el Dr. Jaurrieta, del Servicio de Cirugía, el Dr. Sitges, preparado para esta técnica en Hannover; el Dr. Margarit, del Servicio de Cirugía; el Dr. Curto, preparado en Pittsburg; el Dr. Osorio, del Servicio de Cirugía; el Dr. marco Luque, del Servicio de Cirugía Vascular; la Dra. Maestre, del Servicio de Anestesiología y Reanimación, y la colaboración del Servicio del Aparato Digestivo.

El Programa de trasplante cardíaco tuvo que esperar aún un año para que el Departamento de Sanidad lo aprobara, aunque el Dr. Miquel Puig Massana, junto con su equipo, hacía años que realizaba trasplantes experimentales de corazón y estaba preparado para asumir ese reto, que en Cataluña sólo realizaba el Hospital de San Pablo.

Subir