Está en: Portada > Información corporativa > Historia > Inauguración (1972)

Información corporativa

Inauguración (1972)

Un presupuesto ajustado

El Dr. Fernando Bartolomé fue el primer director del Hospital. Junto con un pequeño grupo de colaboradores, inició las primeras gestiones desde un despacho del Hospital Vall d'Hebron. Más tarde se trasladó al Hospital, aún en construcción.

En septiembre de 1971, una riada de 1,30 m de altura inundó la planta baja y la dejó completamente cubierta de barro. La obra tuvo que ser paralizada, con el consiguiente retraso en los plazos de finalización.

El equipo directivo, consciente de que tenía que salvar muchas dificultades y conocedor de la intención de la Administración de abrir el Hospital cuanto antes, intentó conseguir una inyección de financiación para mejorar algunas infraestructuras, al tiempo que se intentaba retrasar la inauguración. El presupuesto adicional se consiguió, però no el retraso de la inauguración.

Una de las tareas más laboriosas antes de abrir el Hospital fue conseguir el personal de enfermería necesario, ya que el mercado laboral de aquel momento era deficitario respecto a este perfil de profesionales y también porque se hacía difícil encontrar quien quisiera ir a trabajar a Bellvitge, una zona todavía con muy pocas comunicaciones.

En un primer momento tenían que venir monjas, opción que finalmente no se concretó. Muy poco antes de la inauguración, se hicieron los primeros nombramientos del equipo médico, que en el caso de los jefes de departamento fueron: en Cirugía, el Dr. Sitges; en Medicina, el Dr. Fernández Nogués; en Anestesiología, el Dr. Cochs; en Análisis Clínicos, el Dr. Fernández Simó, y en Anatomía Patológica, el Dr. Cañadas.

La Reina Sofía, entonces princesa de España, en una visita oficial a Barcelona, vio el hospital en construcción y preguntó qué nombre tendría. Su interés y la política de acercamiento del régimen del general Franco hacia la Familia Real española dio como resultado la elección del nombre Hospital Príncipes de España.

Subir

Una solemne inauguración al uso

El 8 de noviembre de 1972 se inauguró, con el correspondiente protocolo, el Hospital con la visita de D. Juan Carlos y Dª Sofía, entonces príncipes de España, y del Sr. Licinio de la Fuente, ministro de Trabajo y Seguridad social. La visita de los príncipes estaba milimetrada y tenía que ser muy corta, pero se prolongó por su excelente disponibilidad y afabilidad.

Como en la mayor parte de inauguraciones, el Hospital se abrió con limitaciones y con enfermos llegados del Hospital Vall d'Hebron. No había sido posible nombrar a todo el equipo médico y tampoco se disponía de suficientes enfermeras. Había pocas unidades de hospitalización abiertas, pocos quirófanos en funcionamiento, y la mayoría de los accesos estaban sin asfaltar. Una situación que se normalizó tres años después.

Subir