Está en: Portada > Información corporativa > Historia > Avanzando hacia la calidad (1985-1987)

Información corporativa

Avanzando hacia la calidad (1985-1987)

Una fundación para la docencia y la investigación

Un centro de las características asistenciales, tecnológicas y docentes del Hospital de Bellvitge no podía afrontar los retos de calidad y progreso sin una adecuada política de investigación. En los años ochenta se impulsaron a distintos niveles de la organización unidades dedicadas a promover, optimizar y gestionar tanto la investigación como los recursos financieros y materiales que podían destinársele.

A los médicos se les ofreció incentivos para participar en la Comisión de Docencia e Investigación. Se creó una subdirección específica para este ámbito y se puesieron las bases para la creación de la futura Fundación August Pi i Sunyer.

En 1985 se creó la Unidad de Investigación Experimental (URE) con la Dra. Conxa Fiol como jefe de unidad, que fue reconocida dos años después por el fondo de Investigación Sanitaria (FISS) y que se fue consolidando para ofrecer a los facultativos de todo el Hospital un apoyo en su actividad investigadora y docente, tanto en el terreno clínico como en las ciencias básicas o en el campo de la epidemiología.

Tanto la Comisión como la Subdirección de Docencia e Investigación impulsaron actuaciones más allá de la estricta dedicación interna a la investigación.

Así, se negoció con la Universidad de Barcelona la creación de una biblioteca y de un estabulario, se definió un porcentaje del presupuesto dedicado a la investigación, se gestionaron las primeras ayudas del FISS para infraestructuras, se otorgaron las primeras becas para MIR que habían finalizado la residencia y tenían proyectos de investigación o preparaban el doctorado, se proyectó la URE como plataforma de investigación para médicos asistenciales de la Ciudad Universitaria que no disponían de un laboratorio propio, y se prepararon la acreditación como unidad clínico-experimental.

La Unidad de Investigación Experimental se fue consolidando para ofrecer a los facultativos un apoyo en su actividad investigadora y docente.

Subir

Un período de excelentes resultados

En los años ochenta el hospital presentó un periodo de excelentes resultados asistenciales y docentes.

En el ámbito docente, en 1984 se trasladó a Bellvitge la Escuela de Podología, adscrita a la Escuela de Enfermería del Hospital Clínico, y en 1987 se inauguró la Facultad de Odontología, primera y única de esta especialidad en Cataluña. También es el año en el que se realizó el primer curso de marcaje celular.

Hay que mencionar también la labor efectuada por el Sr. Carreras como decano, el Sr. Bricall como rector y el Sr. Enric Laporte como jefe de estudios.

En el ámbito asistencial, en 1986 se creó la Unidad de Recuperación Posquirúrgica (RPQ) para dar respuesta al enfermo postoperado complejo.

A partir de 1987 se desarrolló el métido de ventilación mecánica a domicilio utilitzando unos accesos no invasores de la vía aérea, como las máscaras nasales hechas de medida. El Hospital de Bellvitge fue el primer centro español en usarlo, por cuyo motivo en 1992 el Departamento de Sanidad encargó a este servicio un estudio sobre la viabilidad de la ventilación mecánica a domicilio en Cataluña. Los resultados demostraron una reducción significativa de los ingresos hospitalarios. Además, permitían el regreso a casa a algunos pacientes que, de otro modo, deberían permanecer indefinidamente en el Hospital.

En 1987 se iniciaba la distribución de fármacos en dosis unitaria y también empezaba la labor de la Unidad de Juego Patológico dentro del Servicio de Psiquiatría, que obtendría en un futuro inmediato unos excelentes resultados.

Dicho período de excelencia acabó con un hecho lamentable que tuvo un amplio eco social y mediático: se detectó que se habían efectuado transfusiones de sangre con anticuerpos del virus del sida. Inmediatamente se inició un proceso judicial que generó una gran crispación y afectó al ánimo de los profesionales.

Subir