Está en: Portada > Información corporativa > Historia > Creación del Instituto Catalán de Oncología (1995)

Información corporativa

Creación del Instituto Catalán de Oncología (1995)

Nueva dirección y nuevos hitos

Desde 1995, la Dirección Médica estuvo a cargo de la Dra. Rosa Ramón, y un año más tarde el Sr. Manuel Feu fue sustituido al frente de la gerencia por el Dr. Pere Soley.

En 1995 se creó oficialmente el Banco de Arterias Humanas, vinculado al Servicio de Cirugía Vascular. Ese mismo año el Servicio de Otorrinolaringología realizaba un implante coclear, hecho que representaba un gran avance para los enfermos sordos profundos de origen neurosensorial. También se inició, dentro del Servicio de Medicina Preventiva, el Centro de Vacunaciones del Adulto, una unidad que actuaba como centro de referencia de la Región Sanitaria Costa de Ponent. Por otra parte, se creó el Centro de Dispensación de Metadona, con capacidad para atender a 150 personas.

La creación de una unidad específica para el tratamiento de la esclerosis múltiple fue un avance que se consiguió fruto de las investigaciones que se desarrollaban en este campo en el Hospital, especialmente las relacionadas con la investigación de las propiedades del interferón ß para luchar contra a enfermedad.

Por su parte, el Servicio de Psiquiatría potenció el Programa de trastornos alimentarios con la puesta en funcionamiento de un comedor, y continuó con su tarea la Unidad de Juego Patológico, pionera en España, que se creó oficialmente en enero de 1996. Ambas unidades son un punto de referencia para el resto de hospitales de Cataluña y han conseguido reconocimiento nacional e internacional.

Desde 1995, el Servicio de Dermatología empezó a utilitzar la puvaterapia. Un año más tarde, incorporó el láser para los tratamientos que se realizan en este Servicio, una técnica de vanguardia en los hospitales públicos catalanes. Ese mismo año se creó también una Unidad de Corta Estancia médico-quirúrgica.


Subir


Un centro integral para el cáncer

En 1987 la Generalitat de Catalunya se había hecho cargo del Hospital Duran i Reynals y lo incorporó al ICS. El Duran i Reynals se integró en el conjunto de la Ciudad Sanitaria y Universitaria de Bellvitge, y desde entonces comenzó a crecer y a dotarse de servicios que partían de los servicios de origen del Edificio Príncipes de España. Así, a final de los años ochenta se abrió el Servicio de Oncología Radioterápica, el mayor de Cataluña, y la Unidad de Braquiterapia.

En 1990 se puso en funcionamiento el Hospital de Día -que posteriormente formó parte del Servicio de Oncología Médica- y el registro de tumores hospitalario. Un año más tarde, se iniciaba la actividad de Curas Paliativas, primero como equipo de soporte y en 1995 ya como unidad. En 1992 se constituyó el Servicio de Hematología Clínica y también el Servicio de Epidemiología y Registro del Cáncer, que incorporaba el registro de tumores hospitalario, y en 1994 se puso en marcha la Unidad de Terapia Intensiva.

Finalmente, en 1995 todas estas iniciativas culminaron en la constitución del Instituto Catalán de Oncología (ICO), como agrupación de servicios relacionados con la atención oncológica. El ICO nacía de los servicios de origen del Edificio Príncipes de España, a los que se añadía la Unidad de Control y Prevención del Cáncer del Departamento de Sanidad y Seguridad Social.

El ICO se definía como un centro de referencia de Cataluña en materia oncológica, con dos misiones prioritarias: asesorar al Departamento de Sanidad en el ámbito de la atención oncológica y el control del cáncer de Cataluña, y actuar como centro de atención oncológica en los ámbitos asistencial, docente y de investigación.

Se constituyó como empresa pública adscrita al Servicio Catalán de la Salud, autónoma en relación a la Ciudad Sanitaria y Universitaria de Bellvitge y con personalidad jurídica propia. Pero tanto el ICO como la Ciudad Sanitaria pasaron a compartir servicios comunes y generales y también a colaborar en el terreno asistencial, docente e investigador. El primer director del ICO fue el Dr. Pau Viladiu.

En el Hospital Duran i Reynals también se ubicaban en aquellos momentos dos instituciones más: el Instituto de Diagnóstico por la Imagen (IDI) y el Instituto de Investigación Oncológica (IRO). El IDI, creado también como empresa pública del Servicio Catalán de la Salud en 1991, realizaba las pruebas de resonancia magnética nuclear y la tomografía axial computerizada. El IRO, constituido en 1992, era una entidad dedicada a la investigación biomédica, en especial la oncológica, que posteriormente se integraría en el IDIBELL.

Subir