Está en: Portada > Información corporativa > Historia > Hacia el Hospital del siglo XXI (1996-2000)

Información corporativa

Hacia el Hospital del siglo XXI (1996-2000)

Veinticinco años intensos

El Hospital Universitario de Bellvitge celebró en 1997 su vigésimoquinto anviersario con un extenso programa de actividades científicas, culturales y lúdicas, como muestra de su voluntad decidida de proyección hacia el futuro.

Aquel cuarto de siglo había consolidado una cultura profesional y humana basada en la solidaridad, la vitalidad, y el deseo de saber más y de hacer las cosas cada vez mejor.

Durante los últimos años del siglo XX, algunas de las grandes líneas de gestión de nuestro Hospital fueron el acercamiento de los profesionales a la toma de decisiones y el impulso a la cirugía ambulatoria, la cirugía de corta estancia, las camas de subagudos, y los circuitos de diagnóstico rápido (especialmente en el ámbito oncológico).

Se procedió asimismo a la informatización de los laboratorios, y siguió la intensa actividad de nuestro Hospital en publicación de guías, protocolos y planes de cuidados.

También se inauguraron unas nuevas instalaciones del Servicio de Rehabilitación, con un aumento de superficie de 400 metros cuadrados, un nuevo gimnasio, nueve cabinas para el tratamiento individualizado de fisioterapia, una sala de terapia ocupacional, y el primer laboratorio de España para pruebas funcionales del aparato locomotor, entre otros equipamientos.

El año 1997 fue también el de la celebración del I Congreso Europeo de Informática en Enfermería y el de la primera edición del Curso Intensivo de Cirugía Vaginal, una reunión con sesiones operatorias retransmitidas por circuito cerrado de televisión que se fue repitiendo periódicamente y que muy pronto adquiriría una gran relevancia internacional.

Subir


El hospital en casa

Otros hitos de estos años fueron la inauguración de una nueva planta de cogeneración y absorción que casi triplicaba la capacidad de producción de potencia de la anterior, así como la apertura de un nuevo espacio de extracciones, y la ampliación del Servicio de Microbiología.

En noviembre de 1998 se abrió la unidad 6-1 como Hospital de Día -una alternativa a la hospitalización convencional para pacientes que hasta entonces realizaban estancias de 24 a 48 horas y que podían beneficiarse de una alternativa asistencial menor de doce horas- en sustitución del Hospital de Día anterior, situado en la planta 0.

Desde hacía años, el Hospital atendía a algunos pacientes en su domicilio (nutrición artificial a domicilio, diálisis peritoneal, ventilación mecánica a domicilio...). A fines del año 2000, se dio un importante paso adelante en este sentido con la puesta en funcionamiento de una unidad de hospitalización a domicilio, formada inicialmente por un equipo de dos médicos y una enfermera y reforzada poco más tarde por dos enfermeras más.

Este equipo se centró principalmente en la atención en su propio domicilio de pacientes residentes en l'Hospitalet de Llobregat y el Prat de Llobregat afectados por enfermedad pulmonar obstructiva crónica o insuficiencia cardíaca congestiva.

Subir


Bellvitge en TV3

Era una época en la que el exceso de presión asistencial que sufrían todos los servicios de urgencias hospitalarios catalanes en invierno se había convertido en un problema de primera magnitud en nuestro país. Para afrontar esa situación, el Hospital llevó a cabo una profunda reforma del Servicio de Urgencias que permitió dar una respuesta más rápida a la demanda urgente, resolver eficazmente los procesos agudos que motivaban la consulta, y derivar hacia otros dispositivos asistenciales -propios o ajenos- el seguimiento de estos procesos.

Durante el año 1999, el Hospital, su gente y sus pacientes fueron protagonistas de la serie de TV3 Bellvitge Hospital. Esta innovadora serie, firmada por Francesc Escribano y Joan Úbeda, mostraba un retrato de los problemas, ilusiones, sueños y retos de la vida de los profesionales y pacientes que trabajaban en el Hospital, con el cruce de historias reales que tenían continuidad a lo largo de los distintos episodios. Con el tiempo, esta serie se ha convertido en una de las más recordadas de TV3.

También en aquella época se comenzó a desarrollar una presencia importante del Hospital en Internet, con la creación de una web con un amplio abanico de informaciones y servicios para el usuario.

Pujar


El Proyecto Nuevo Bellvitge

Cuando ya faltaba poco para el cambio de siglo, el Hospital se propuso un ambicioso plan de obras de remodelación que significaría mejorar radicalmente sus infraestructuras de cara al siglo XXI: se trataba de crear un hábitat más confortable, de hacer frente al progresivo incremento de la demanda asistencial y a la complejidad de las patologías, de aumentar la seguridad, y de adaptarse a los cambios tecnológicos.

Se concibió una remodelación que supondría la construcción de dos nuevos grandes edificios, uno para consultas externas y otro para el bloque técnico-quirúrgico, con un aumento muy considerable de la superficie utilizable que permitiría a los profesionales trabajar en mejores condiciones, y a los usuarios recibir una asistencia de mayor calidad.

Las principales áreas que se verían beneficiadas serían el bloque quirúrgico, las Consultas Externas, el Servicio de Urgencias, las plantas de hospitalización, las áreas de críticos y los servicios centrales y de soporte.

Más a largo plazo, se concibieron también grandes infraestructuras específicas para la docencia y la investigación en el campus, así como una integración urbanística de las instalaciones de ambos lados de la Gran Vía.

Subir