Está en: Portada > Destacados >

Destacados

La prohibición de fumar en los centros sanitarios y sus recintos es una de las disposiciones establecidas por la ley catalana 20/1985 de prevención y asistencia en materia de sustancias que pueden generar dependencia, y está confirmada por la ley 10/1991 de modificación de la anterior.

Más recientemente, la nueva ley estatal 28/2005, de 26 de diciembre, promulgada por el Ministerio de Sanidad y Consumo, ha ido más allá prohibiendo fumar de manera general en todos los lugares de trabajo y los espacios públicos cerrados, centros sanitarios y docentes, universidades y centros de investigación.

El Hospital Universitario de Bellvitge fue en su momento el segundo centro en integrarse en la Red Catalana de Hospitales Libres de Humo, y el primer hospital español aceptado en la Red de Hospitales Promotores de la Salud de la OMS, precisamente por su implicación en la lucha contra el tabaquismo y el humo ambiental.

Además de las consideracions sanitarias propiamente dichas, el hecho de ser un hospital de referencia para tantas patologías causadas por el tabaco ha de hacernos también ejemplares en este sentido para todos los usuarios y visitantes.

Y ahora más que nunca hay que tener en cuenta esta obligación también en relación con la seguridad y prevención de incendios en los hospitales. A pesar de que no es la única causa que los puede original, sí que es la responsable de la mayoría de incidentes que se producen en nuestros edificios, los cuales ponen en evidente riesgo tanto a los profesionales como a los usuarios.

Por todos estos motivos, hay que recordar que está absolutamente prohibido fumar en cualquier espacio cerrado o interior de cualquiera de los edificios del hospital. Les pedimos y agradecemos por adelantado su colaboración, y les trasladamos también el compromiso desde la dirección de garantizar el cumplimiento de la normativa vigente en beneficio de la salud y seguridad de usuarios y profesionales.